Declaración y Desafección de Bien Familiar

¿Quieres proteger los bienes que son esenciales para la subsistencia de tu familia? Una buena alternativa es la declaración de bien familiar, que se realiza a través de una demanda ante un Tribunal de Familia, ¿necesitas orientación? COMUNÍCATE con nosotros.

ru abogados seguridad
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

No se encuentra definido en nuestra legislación, pero se entienden como aquellos bienes corporales o incorporales que son de propiedad de uno de los cónyuges, de ambos, de uno de los convivientes civiles, o de ambos, que pueden ser considerados esenciales para la adecuada subsistencia de la familia, restringiéndose ciertos derechos que tiene el titular del bien, sea por resolución judicial o por acto unilateral de uno de los cónyuges o conviviente civil.

¿Qué bienes pueden ser declarados familiares? los siguientes:

  1. El inmueble que sirve de residencia principal de la familia artículo 141 inciso primero del Código Civil: Puede ser de propiedad de ambos cónyuges o convivientes, o solo de uno de ellos y, la familia debe vivir de forma habitual o permanente en dicho bien raíz que podrá ser urbano o rustico, descartándose las casas o departamentos de “vacaciones”.
  2. Los muebles que guarnecen la residencia principal de la familia artículo 141 inciso primero del Código Civil: deben pertenecer a ambos cónyuges o convivientes, o a uno de ellos. La ley habla expresamente de “guarnecer” lo que se ha entendido de dotar, proveer, equipar la residencia principal de la familia. Por ende, se debe descartar los muebles que guarnecen cualquier inmueble que no sirva de residencia principal de la familia. Cabe señalar, que la afectación puede ser parcial, es decir, que solo queden afectos algunos muebles y no todos.
  3. Derecho o acciones en una sociedad propietaria del inmueble que sirva de residencia principal de la familia artículo 146 del Código Civil: Puede tratarse de sociedad de persona o de capital, siempre que dichas acciones pertenezcan a ambos cónyuges o a uno de ellos

¿Cómo puede decretarse la afectación? Puede ser por dos vías:

  1. Afectación judicial: Opera por resolución judicial respecto del inmueble que sirve de residencia principal de la familia y de los muebles que la guarnecen. Puede solicitarla, tanto el cónyuge o conviviente civil propietario o no propietario.
  2. Afectación por declaración de voluntad unilateral: Opera respecto de los derechos o acciones en sociedades propietarias del inmueble que sirve de residencia principal de la familia. Dicha declaración se hará por cualquier de los cónyuges a través de escritura pública. Si se trata de una sociedad anónima, deberá inscribirse en el registro de accionistas de dicha sociedad, si se trata de una sociedad de personas de responsabilidad limitada y colectivas comerciales, deberá anotarse al margen de la inscripción del extracto de constitución de la sociedad. En el caso de sociedades colectivas civiles, de acuerdo a parte de la doctrina, se ha entendido que no
    requieren ninguna inscripción, pero es recomendable anotarla al margen de la escritura de constitución de la sociedad.

Efectos de la declaración de un bien familiar:

  1. El dominio respecto del bien declarado familiar, no se altera.
  2. Lo que sí se altera son los actos de disposición (transferir o vender el bien raíz) y administración, ya que esta última pasa a ser compartida por los cónyuges.
  3. Para celebrar una serie de actos, se requiere el consentimiento del cónyuge o conviviente propietario como no propietario, a saber:
    • Enajenar el bien (transferir el dominio, por ejemplo venderlo). Sin embargo, si se trata de una enajenación forzosa (decretada por la autoridad judicial) no se requerirá el consentimiento del no propietario.
    • Contratos de promesa de enajenación o gravamen (vender, hipotecar, usufructuar, entre otros).
    • Contratos que conceden derechos personales de uso y goce, por ejemplo el contrato de arrendamiento.
  4. En el caso de las acciones dueñas de un bien inmueble que sirve de residencia principal de la familia, el socio no podrá celebrar por sí mismo los siguientes actos:
    • Ceder derechos o acciones.
    • Gravar o enajenar los derechos o acciones.
    • El administrador de la sociedad no podrá celebrar contratos de compraventa, comodato, arrendamiento, hipoteca respecto del bien inmueble que sirve de residencia principal.

 

Preguntas y respuestas comunes

No, para que los bienes muebles que están al interior de la vivienda que sirve de residencia principal de la familia sean también declarados familiares, deberá solicitarse de forma independiente en la demanda correspondiente.

Sí, se puede embargar un bien declarado familiar. Sin embargo, los cónyuges tienen un beneficio de excusión, esto quiere decir que pueden solicitar que primero se dirijan contra otros bienes y, solo en el caso que el “resto” de los bienes no alcance para pagar la deuda, podrán dirigirse contra el bien declarado familiar. 

Los cónyuges o convivientes pueden de común acuerdo desafectar un bien familiar, a través de una escritura pública que deberá ser inscrita en el Conservador de Bienes Raíces correspondiente. 

Ahora bien, en caso que la voluntad de desafectación sea solo del propietario, éste deberá interponer una demanda ante un Tribunal de Familia competente para que en virtud de lo antecedentes que se prueben en el juicio, el juez autorice su desafectación. 

El bien permanecerá como familiar. Por tanto, se requiere que sea expresamente desafectado.